Escuché la noticia, confirmado un segundo caso de Zika importado en la Isla cubana. Manzanillo vuelve a ser parte de ella, pero no es tiempo de lamentaciones, ni de cuestionamientos, es hora de actuar conscientemente para evitar que el virus, que la amenaza relativamente nueva, cobre víctimas a la ciudad del Golfo y a la nación. Seguir leyendo “Conciencia para que vuele la esperanza… y no el mosquito”

Anuncios